ACADEMIA – Weblog

Blog de Teoría Social – Materiales para el trabajo académico

CONSTRUCTIVISMO RADICAL. Glasersfeld.

leave a comment »

Comentarios y apuntes al capítulo “von Glasersfeld, E. (1984). An introduction to radical constructivism. En Watzlawick, P. (Ed.), The invented reality (pp. 17-40). New York: Norton.”

Pedro Gómez7/8/2002

Un nuevo documento en el que von Glasersfeld expone sus argumentos sobre el constructivismo radical. En este caso, entra más en detalles en las operaciones cognitivas que se encuentran en la base de la construcción de la estructura que organiza la experiencia del organismo cognitivo y que le hacen pensar que puede existir una realidad (imposible) más allá de su propia experiencia.

Comentarios iniciales El pensamiento constructivista lleva inevitablemente al argumento de que “es el hombre –y sólo el hombre– quien es responsable de su pensamiento, su conocimiento y también de lo que hace… sugiere que sólo nos tenemos a nosotros mismos para agradecer por el mundo en el que aparentemente vivimos… Construimos ese mundo de manera inconsciente, sencillamente porque no sabemos cómo lo hacemos… El constructivismo radical sostiene –al contrario de lo que Kant dice en su Crítica– que es posible explorar las operaciones en virtud de las cuales organizamos nuestro mundo de la experiencia, y que la conciencia de estas forma de operar (lo que Ceccato denominó sutilmente consapevolezza operativa) puede ayudarnos a hacerlo de manera diferente y, tal vez, mejor”.

El problema epistemológico El problema epistemológico que ha preocupado a la filosofía durante 26 siglos se centra en las preguntas “¿cómo adquirimos nuestro conocimiento de la realidad y qué tan confiable y verdadero es ese conocimiento?”. Según Putnam, hasta Kant, todos los filósofos han sido realistas metafísicos: consideran que algo se puede llamar verdadero sólo si corresponde con una realidad” objetiva” e independiente.

La diferencia radical entre el constructivismo y las conceptualizaciones tradicionales tiene que ver con la relación entre conocimiento y realidad. En la visión tradicional, ésta es una relación de correspondencia, a partir de una imagen icónica. En el constructivismo radical esta relación se ve como una adaptación en el sentido funcional. La idea de adaptación que von Glasersfeld propone se parece a la idea darwiniana de adaptación en la teoría de la evolución. Pero lo importante no es que el organismo se adapta al entorno, sino que el entorno impone unas condiciones que permiten sobrevivir solamente a aquellas especies que son viables (que satisfacen las condiciones). En ese mismo sentido, las estructuras conceptuales se adaptan a las condiciones del mundo de la experiencia. En este caso, la intención humana forma las estructuras conceptuales con unos propósitos: explicar, predecir y controlar experiencias específicas. Y estas estructuras conceptuales funcionan si cumplen con estos propósitos. Pero, esto no nos dice nada sobre otras posibles estructuras conceptuales que también son viables, y menos aún sobre una realidad objetiva a la que no tenemos acceso. Lo único que vemos del mundo “real” son sus restricciones.

“El constructivismo radical, por lo tanto, es radical porque rompe con lo convencional y desarrolla una teoría del conocimiento en la que el conocimiento no refleja una realidad ontológica ‘objetiva’, sino exclusivamente un orden y una organización de un mundo constituido por nuestra experiencia. El constructivismo radical ha abandonado definitivamente el ‘realismo metafísico’ y se encuentra en pleno acuerdo con Piaget, quien dice que ‘la inteligencia organiza el mundo al organizarse a ella misma’”.

Constructivismo radical y la historia de la epistemología Las dudas sobre la correspondencia entre conocimiento y realidad es antigua. No tenemos criterios para verificar la correspondencia de nuestra imagen del mundo con el mundo “real”, porque sólo podemos verificar nuestras percepciones con nuestras propias percepciones. Pero, ¿cómo es que experimentamos un mundo que es muchos aspectos estable y confiable? Von Glasersfeld sugiere que el constructivismo tiene una respuesta.

Vico, en 1710, afirmaba: “la verdad humana es lo que el hombre logra conocer en la medida que lo construye al darle forma con sus acciones”. Por lo tanto, sólo podemos conocer lo que nosotros

construimos. Vico considera el conocimiento racional del hombre y el mundo de la experiencia racional como productos simultáneos de la construcción cognitiva del hombre. Para Vico, “la construcción del conocimiento no está condicionada por el objetivo de una correspondencia (imposible) con una realidad objetiva que no puede ser experimentada o conocida. Está condicionada, no obstante, por las restricciones que surgen del material utilizado que, sea concreto o abstracto, siempre consiste en los resultados de una construcción previa”. Surgen dos preguntas: 1) ¿cuáles son las condiciones según las cuales un nuevo constructo puede ser compatible con lo que ya se ha construido?; 2) ¿por qué todo organismo se compromete en el trabajo de la construcción cognitiva?

Respuestas del constructivismo radical Se asume una posición psicológica al problema epistemológico: se interesa por el funcionamiento de la mente. Al final, para von Glasersfeld, el conocer es el operar de la entidad cognitiva, que organiza el mundo de la experiencia al organizarse a ella misma. El problema epistemológico se centra entonces en el estudio del funcionamiento de la mente y de las maneras y medios que utiliza para construir un mundo relativamente regulara partir del flujo de la experiencia.

La actividad cognitiva sucede porque nos imponemos unos propósitos, y es útil en la medida en que nos permite lograrlos. “Toda la actividad cognitiva tiene lugar en el mundo de la experiencia de una conciencia dirigida por unos propósitos”. El organismo cognitivo está siempre evaluando sus experiencias, bajo el supuesto de ciertas regularidades en ellas. Las regularidades surgen de la comparaciónentre la re-presentación de lo ya experimentado y lo nuevo. Esta comparación produce equivalencia o identidad individual.

Para comparar hay que re-presentar la experiencia pasada, La comparación se hace siempre con respecto a ciertas propiedades. La asimilaciónes la identificación de las mismaspropiedades relevantes en dos experiencias. Pero si el objeto, a pesar de tener las propiedades de otros objetos anteriores, se comporta de manera diferente, se produce una perturbación que induce al examen de otras propiedades o componentes. Se abre el espacio para la discriminación de ese objeto con base en otras propiedades. Éste es el principio de acomodación.

Resumen “El análisis conceptual muestra, por un lado, que la conciencia, independientemente de cómo se pueda constituir, puede “saber” de repeticiones, invarianzas y regularidades sólo como el resultado de una comparación; por el otro lado, muestra que tiene haber una decisión que preceda a la comparación misma, esto es, si las dos experiencias que se comparan deben considerarse como ocurrencias de uno y el mismo objeto, o de dos objetos separados. Estas decisiones determinan lo que se categoriza como objetos unitarios “existentes” y como las relaciones entre ellos. A través de estas determinaciones, la conciencia crea estructuraen el flujo de su experiencia. Y esa estructura es lo que los organismos cognitivos conscientes experimentan como realidad –y como esa realidad se crea casi totalmente sin que quien lo experimenta se de cuenta, llega a aparecer como dada por un mundo que ‘existe’ independientemente”.

“Una vez que el conocer no se entiende como la búsqueda de una representación icónica de una realidad ontológica, sino, en cambio, como la búsqueda de maneras adecuadas (amoldadas) de comportarse y pensar, el problema tradicional desaparece. El conocimiento se puede ver ahora como algo que el organismo construye en su intento de ordenar el flujo amorfo de la experiencia al establecer experiencias repetitivas y relaciones relativamente confiables entre ellas. Las posibilidades de construir ese orden están determinadas y perpetuamente condicionadas por los pasos que han precedido en la construcción. Esto significa que el mundo “real” se manifiesta a él mismo exclusivamente allí donde nuestras construcciones se rompen. Pero dado que podemos describir y explicar estas fallas únicamente en términos de los conceptos que hemos usado para construir estas estructuras fallidas, este proceso no puede producir nunca una imagen del mundo a la que podamos culpar de la falla”.

About these ads

Written by Eduardo Aquevedo

marzo 28, 2008 at 3:24 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: